• Adriana Rodríguez

Sentados a la mesa

Hoy nos hemos sentado a la mesa

Y comido un almuerzo simple

Pero a diferencia de los versos de Vallejo

No fue triste ni perecedero.


Nos sentamos, engullimos, masticamos,

pero al mismo ritmo.

Nos reímos, nos miramos, nos pasamos

los tazones de comida.


Me da gusto servir el refresco,

escuchar como el agua resuena en el vaso.

Felizmente lo tengo que hacer con cinco más.

Eso me alegra.


¿Satisfacción, regocijo, confort?

¿Qué es esta sensación?


Sólo sé que todas nuestras células

vibran a la misma vez

y tratan de cantar en armonioso coro de ADN.

Es así como somos familia.




36 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo